Netflix
La debacle de Netflix, o la imagen de marca como seña de identidad
3 noviembre, 2017
Copia de II
¡Acompáñanos! Conoceremos las mejores prácticas de comunicación de la RSC
17 noviembre, 2017
Mostrar todos

TV, espejo de la sociedad

micro futbolEl mes de octubre de 2017 pasará a la historia. La política española ha atravesado uno de los momentos más críticos desde la restauración de la democracia, según todos los analistas. Horas y minutos en televisión y miles de páginas, tanto impresas como virtuales, se han rellenado a cuenta de los sucesos acaecidos en Cataluña.

El ciudadano ha demandado y consumido mucha información. ¿Cuánta de ella elegida “libremente”? Es decir, los medios de comunicación han “bombardeado” a la ciudadanía con el “tema catalán” pero, ¿han tenido alternativa? ¿Hubieran sido los mismos contenidos si de ellos dependiese?

El último informe de Barlovento Comunicación sobre los hábitos de consumo televisivo en octubre son reveladores. ¿Cuál ha sido el programa más visto? ¿La sesión del parlamento catalán en el que se declaraba la independencia? ¿La rueda de prensa del Gobierno de España anunciando la aplicación del artículo 155 de la Constitución? Negativo. El partido de fútbol disputado entre el Real Madrid y el Tottenham fue lo más visto con un 35% de cuota de pantalla.tv

Las parrillas televisivas sufrieron modificaciones con la actualidad política. La más “castigada” fue LaSexta aunque se ha visto recompensada por la audiencia otorgándole su máximo histórico con un 9,1% en el acumulado mensual. La otra gran beneficiada por la tensión vivida ha sido el canal autonómico TV3 que ha sumado el 17,5% de cuota en su Comunidad, cifra que no registraba desde 2007.

Sin embargo, no se han producido cambios significativos en el consumo ni de televisión ni de los contenidos seleccionados. Telecinco sigue líder (12,3% de cuota) con el entretenimiento por bandera. Le siguen Antena 3 (11,9%) y La1 (10,08%).

Se espera un mes de diciembre intenso con la convocatoria de elecciones el 21 de diciembre. ¿Podrá la política desbancar de los programas más vistos al sorteo de la Lotería Nacional o a las tradicionales campanadas de Nochevieja? Veremos.