foto post 11.08
Ser Community Manager
10 agosto, 2017
Mostrar todos

Éxito olímpico, éxito vital

En los últimos días hemos conocido que París y Los Ángeles serán las sedes de los Juegos Olímpicos de 2024 y 2028, respectivamente. Tanto para la capital francesa como para la ciudad californiana ésta será la tercera ocasión en que organicen unos Juegos Olímpicos, igualando a Londres y Atenas. Sólo estas cuatro urbes y Tokio (que repetirá en 2020) han organizado más de una vez el evento deportivo más grandes del mundo.foto post 14.08
Pero el éxito de las futuras sedes olímpicas por tercera vez no fue algo sencillo. Los Ángeles es la ciudad que más vez ha sido candidata a organizar unos JJOO, por un total de diez y, ahora, con éxito únicamente en tres ocasiones. Algo similar ocurre con la capital parisina, candidata en seis ocasiones y que ha vencido tres veces. París es la cuarta ciudad que más veces ha intentado ser sede, por detrás de Los Ángeles, Roma -ocho candidaturas, dos JJOO-, y Detroit -siete candidaturas, sin éxito en ninguna de ellas.
Todas cayeron y se levantaron. Aprendieron del fracaso para alcanzar el éxito. Al contrario, todos esos detalles que hicieron que no fueran las elegidas, las hicieron más fuertes. El Only the Strong Survive que cantaba Elvis Presley.
Un ejemplo deportivo aplicable a la vida real, al día a día de cada uno de nosotros, al éxito personal y a la consecución de objetivos. Ni Los Ángeles ni París presentaron sus candidaturas pensando en cómo sería la ceremonia de clausura de sus Juegos Olímpicos Ambas ciudades primero idearon un plan, fueron puliendo detalles y llegar hasta su objetivo final después de tener todo el camino bien marcado.
Hagamos lo mismo. Veamos los objetivos más cercanos y accesibles. Una vez conseguidos, miremos un poco más allá, hacia resultados más lejanos, pero aún más satisfactorios. Al final, llegaremos a una meta muy distante de nuestros inicios, a la que habremos llegado gracias a nuestra planificación y capacidad de mirar y conseguir.